¿EL PICANTE UN ENEMIGO NATURAL DEL VINO?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La gastronomía de los indios, como se denominó en su tiempo por los españoles a su llegada, se caracterizaba por contener en sus componentes, el picante, aunque en la actualidad, seguimos con la tendencia de comer con chile nuestra comida de todo el día, y hemos encontrado bebidas que combinen muy bien con este tipo de comida, ya sea agua de diferentes sabores, pulque, tequila, cerveza e incluso refresco, para apaciguar ese calor que nos produce este tipo de comida y por supuesto, para quitar la sed.

Así que cuando pensamos en vino, siempre lo relacionamos con los franceses o con alguna región de Europa, porque ellos tienen esa cultura de tomar vino, lo cual ha fortalecido el consumo en ese país. En la actualidad muchos chefs de nuestro continente están logrando esta combinación, la cual han creado innumerables combinaciones perfectas y por qué no comemos comida picante con vino.

En nuestra búsqueda del porqué de este caso, me encontré esta posible respuesta, que me gustó mucho, y lo citare tal cual, su nombre es Sergio Rodríguez Martínez, experto en Bebidas y alcohol, y esto es lo que menciona en su artículo Vino+picante+comida mexicana:

“Muchas personas dictan que lo mejor es acompañar esos platillos (como unos tacos de carnitas con salsa de habanero) con un vino que tiene un alto contenido de taninos y un alto grado de alcohol. La razón de esta teoría es que el capsicum – el cual es la sustancia que le da picor a los chiles – es soluble en alcohol, por lo que una bebida con mucho alcohol puede disolver el capsicum y erradicarlo.

El problema de esta técnica es que no sirve. Un alto contenido de alcohol puede incrementar el picor. Esto lleva a que la boca se sienta en llamas y, porque se está tomando un vino con mucho alcohol, no se puede tomar mucho para aliviar la boca.”[1]

Lo que este especialista nos recomienda, es irse por vinos blancos, sin tanto porcentaje alcohólico, y de preferencia que sean dulces, para evitar que suceda lo antes citado, pero si no te gustan los vinos blancos, él nos recomienda vinos tintos con bajos taninos y porcentaje alcohólico, y de preferencia dulces y afrutados, para apaciguar este dolor, producido por el alcohol y el picante.

 

Fuentes de Información:

[1]RODRIGUEZ,M,S. Vino+picante+comida mexicana, recuperado el 11 de febrero de 2016, en: http://bebidas.about.com/od/Vinos/fl/Vino-picante-comida-mexicana.htm

INDURÁIN, Jodi. El mundo del vino. Editorial Larousse, España, 2013, pág. 209-211

 

elaborado por:

Ulises Delgado Altamirano

Iris Abigail Arriaga Espitia

Miguel Ángel Muñoz Rodríguez

.

Anuncios

Un comentario en “¿EL PICANTE UN ENEMIGO NATURAL DEL VINO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s